aceptar Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Conocer terminos, LOPD/RGPD y coockies

La importancia de los besos, la saliva y el sexo

La importancia de los besos, la saliva y el sexo

Besos, besitos, picos, morreos... cuán de importante son los besos y la saliva durante el sexo? pues ya te digo yo, que mucho.

Los besos siempre son el inicio de todo, besar a alguien con quien sientes una atracción sexual es obvio que lo vas a hacer, pero qué pasa cuándo en vuestra relación dejan de haber besos? porqué ya apenas os besáis mientras mantenéis relaciones sexuales? este es un fallo que ocurre en muchas relaciones de pareja, parece que los besos se olvidan y vamos directamente a "matar", pues hoy te voy a contar que besar y salivar a tu pareja tiene un efecto placentero en él o ella que ayuda a estimular otros puntos erógenos, además de crear confianza y conectar entre vosotros.

Relación entre la saliva y el sexo

En el momento en que nos sentimos más erotizados, nos excitamos y sentimos atraídos por el sexo, el cuerpo de manera natural segrega más saliva, de igual modo cuando te ves con uno de tus platos favoritos o una comida muy apetitosa, nuestra saliva comienza a producirse y las papilas gustativas comienzan a trabajar, esto es debido a que tienen en si distintas funciones importante para el sexo:

Para él:

En el caso de los hombres la saliva contiene testosterona, por eso en el momento que comienza a besar a su pareja aumenta el deseo sexual de ambos, de hecho en términos evolutivos el beso sirve para eso, entre otras cosas...

El nivel de testosterona en un hombre excitado es muy beneficioso para excitar a su pareja, por eso siempre decimos que beséis, chupéis y paséis vuestra lengua por el cuello, oreja, pezones... en vuestra pareja ya que esta hormona natural va ayudar a excitarle aún más.

Para ella:

En el caso de las mujeres la función de salivar también tiene mucha relación en la preparación para el sexo, no solamente por que como tal nos va a excitar, si no que cuanto más saliva y humedad se genera en la boca más contribuye a la lubricación natural de la vagina, ambas están conectadas reflexológicamente, así que por normal general (no en todas) si una mujer tiene la boca seca, es muy probable que su vagina también lo este.

Por ello si quieres tener una buena humedad en tu vagina es tan sencillo como besar, recréate en esto y sentirás la humedad también ahí abajo.

"El 45% de los hombres afirma

que un beso largo y apasionado

les excita tanto como para estar listos para el sexo"

Conexiones entre el cuerpo donde poder salivar

Con nuestra boca podemos hacer muchas cosas en el sexo, y no imagines así de primeras el sexo oral porque es mucho más que sexo oral.

Existen diversas funciones relacionadas con nuestra boca y saliva donde puedes sacar partido en tu cuerpo y en el de tu pareja a través de la reflexología sexual:

Pulgares conectados con el glande:

los de dos pulgares del hombre están conectados directamente con el glande del pene, por lo que generar un suave masaje o lamer y succionar el dedo gordo también vas a estar generando una respuesta ahí abajo. Además tan solo la imagen de succionar su dedo pulgar para él es tremendamente erótico y va a comenzar a imaginar y conectar con la imaginación sexual.

Clítoris y entre pierna:

Dar caricias con suavidad en zona de la entre pierna de ella sin llegar a sus genitales, también ejerce un acto reflejo mucho más excitante que tocar directamente la vulva. Pasar con suavidad la lengua en la entre pierna sin llegar al genital, regresar y volver a dar el mismo lametón, vas a comenzar a despertar al clítoris y a excitar mucho más a tu pareja.

Los pezones y el útero están conectados:

así es, los pezones y el útero de una mujer están "conectados" reflexológicamente, por ello si succionas, lames y te recreas en sus pezones, estás mandando señales a tu útero, este se contrae con pequeños reflejos que proporcionarán un orgasmo más intenso, además de conseguir una mayor dilatación de la vagina para poder penetrar el pene mejor y vas a fomentar mucho más la excitación. Dejad que vuestra saliva fluya con naturalidad, esto va a crear un gran impacto en vuestra excitación, en el orgasmo y entre vosotros.

Volver arriba