aceptar Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Conocer terminos, LOPD/RGPD y coockies

¿Qué es Kabazza y cómo practicarla?

¿Qué es Kabazza y cómo practicarla?

Kabazza la práctica sexual milenaria

Kabazza, sí es verdad que parece un nuevo plato exótico, mitad pizza mitad calabaza ¿no? pues no es eso,

¡esto te va a gustar aún más! Kabazza, es una práctica sexual milenaria también llamada "el beso de Singapur" o "Pompoir",

¿ahora ya te suena más?

Digamos que Kabazza es la manera árabe de denominar al beso de Singapur, y por si no sabes qué es eso del beso de Singapur yo te lo explico ahora mismo.

Beso de Singapur, Kabazza o Pompoir

Se trata de una practica sexual india que viene desde hace más de 3000 años, ya en Japón lo practicaban las famosas Gheisas que eran unas profesionales de las artes amatorias.

La Kabazza se trata de practicar succiones en el pene con la vagina, sí succiones, tratar de simular lo que hacemos en el sexo oral pero con la musculatura pélvica. Si ya te dejan alucinando los succionadores de clítoris ¡imagínate si te digo que ahora puedes hacerlo tu misma con la vagina! pero ojo, se trata de estar muy bien preparada, digamos que esta técnica sexual es para una "pro".

¿Qué tipo de placer se obtiene en la Kabazza?

Las sensaciones que se sienten cuando se practica la técnica sexual de Kabazza son tanto para él como para ella, ya que además realizar succión en diferentes partes del pene creando un efecto similar al de esta succionando con la boca, para las mujeres mejora e intensifica la calidad del orgasmo, ya que "conectamos" mucho más con nuestra zona más sensible y desconocida de la vulva, que es la cara interna del pubis, lo que se conecta con la estructura del clítoris interna, digamos algo así como "las raíces del clítoris".

¿Cómo lo vas a realizar?

Primero de todo la mujer debe de identificar sus músculos vaginales (músculo pubocoxígeo), si nunca antes lo has hecho, puedes identificarlos fácilmente cuando vayas al baño a hacer pipí. Se trata de cortar el chorro haciendo pipí, cuando tienes que apretar para cortar ese chorrito de pis, esos son los músculos que ahora vas a tener que entrenar.

¿Cómo entrenar los músculos vaginales?

Pues seguro que ya has oído hablar de los ejercicios de kegel que se realizan con las bolas chinas, se trata de contracciones que tu ejerces con la musculatura pélvica a diferentes ritmos y profundidas que cuanto más repitas a lo largo del día más fortalecerás los músculos.

Puedes realizarlos durante todo el día sin problemas, exceptuando durante el embarazo o con la regla.

Bolas chinas

Si ya has pasado por el "gimnasio" ahí abajo y estas preparada, busca con él una postura cómoda, una postura donde tu tengas mayor libertad y tengas en control, preferiblemente tu montada encima de él.

Después de besos, caricias, practicamente cambiar el típico preliminar por erotizar el momento y los cuerpos, listos para la penetración con una buena lubricación previa:

1) Penetra a tope (seguro le va a encantar y aceptará sin problemas...) deja que penetre profundamente en ti, que quedéis perfectamente "pegados".

2) Ahí comienza a hacer Kabazza o si quieres puedes también llamarlo el Beso de Singapur, realiza las succiones con tu vagina, lo que sería este masaje:

3) Aprieta con los músculos vaginales, sostén, suelta, así repetidas veces y en diferentes profundidades, comenzando por la base del pene, la zona del medio y por último en el glande que es la zona más sensible para él.

También podéis ir hablando entre vosotros y que él te indique qué tal la intensidad si le gusta más o menos o en qué zonas le está gustando más...

La fuerza que ejerzas dependerá de la tonicidad que tengas en los músculos.

Una vez ya tengas bien cogido el punto de cómo realizar el beso de Singapur y tengas bien identificada la sensación de realizar estas succiones con el pene dentro, puedes ir variando en intensidad y ritmos, haciendo series en glande, medio pene y fondo.

¿Cómo? permite que te penetre el glande tan solo y aprietas, bajas un poquito más tu cadera y aprietas, llegas a fondo y levanta sin sacar el pene del todo.

Vosotros mismo podéis ir creando la combinación de Kabazza que más os guste.

Trucos extra:

Varita mágica

Para emplearos a fondo la Kabazza, puedes aprender a mover los músculos vaginales con todo tu cuerpo, controlando fundamentalmente tu respiración, sí, así es, mediante la respiración y el vaivén del cuerpo puedes llegar a mover los músculos vaginales más profundos.

La gran mayoría de mujeres ejercen más fuerza en la entrada de la vagina, pero podemos apretar desde mucho más atrás, desde una zona aún más profunda.

Imagínate sentada encima de él, con una penetración completamente profunda, vas a hacer una contracción con el primer tercio de tu vagina (desde la entrada de tu vagina), aprieta, aprieta un poco más y contrae la parte baja del abdomen como si quisieras hacer una succión, hecha hacía atrás tu pelvis y arquea tu espalda sacando el pecho.

El movimiento es una especie de vaivén de delante hacía atrás pero desde los músculos internos más profundos de la vagina.

Al contraer la parte baja del abdomen vais a poder percibir como al menos el segundo tercio de tu vagina genera apretones y succiones.

Así puedes repetirlo tantas veces como os apetezca, aprieta con la entrada de la vagina, contrae hacia ti el abdomen, hecha hacia atrás la cadera y después vuelves sacando el pecho. Esto crea en él un masaje vaginal durante la penetración que os dejará tremendamente satisfechos, con unos orgasmos mucho más intensos en ambos.

¿Ya lo habías practicado alguna vez? Cuentanos tu experiencia.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code

Volver arriba